Desde hace más de 50 años elaborando la mejor Pasta Artesanal.

 

En el año 1954 fue fundada la primera Fábrica de Pastas “La Esmeralda” ubicada sobre la calle Esmeralda 927, en pleno centro porteño. De ahí su nombre y allí estuvo hasta el año 1981.

Ese mismo año abre sus puertas la sucursal del barrio de Saavedra, donde todavía sigue trabajando día a día su fundador Héctor Castiñeira.

Un año más tarde inauguran una nueva sucursal en el barrio de Villa Pueyrredón y por último en el año 1994 abre la sucursal del barrio de Núñez.